Blog de Antonio Javier Roldán sobre adolescencia y educación

Toca concurso


Miércoles, mayo 1st, 2013

 

Toca concurso

 

Desde hace uno o dos cursos los alumnos que llegan a la enseñanza secundaria ya pueden ser considerados como nativos digitales, niños que han vivido siempre con el ordenador en casa y que han crecido con naturalidad entre las nuevas tecnologías. Estas generaciones se mueven con asombrosa soltura en las redes sociales y son capaces de dominar cualquier dispositivo multimedia sin necesidad de leerse las instrucciones. Nuestros alumnos están instalados en la Web 2.0, compartiendo información, interactuando en las redes sociales o editando sus vídeos en Youtube. En este contexto acceden a nuestras aulas sabiendo de antemano que lo que van a escuchar de su profesor está a un clic de distancia en internet y que, para aumentar su desmotivación, este impartirá la clase magistral con tiza o, en el mejor de los casos, con una presentación digital.

Fotoauxiliar104

Para motivar a un alumno, acostumbrado a la interacción y a la búsqueda de las tendencias más populares de internet, podemos introducir en nuestras clases nuevos eventos que rompan la rutina. Por ejemplo, si estoy explicando el teorema de Tales ¿por qué no poner el vídeo de Les Luthiers con su hilarante pero clarísima explicación matemática? Acceder a internet en el aula consigue un efecto inmediato: todos los alumnos permanecen atentos a la pantalla. Este mágico, y casi utópico instante, puede ser aprovechado por el profesor para seleccionar contenidos interesantes para el alumnado. A pesar de este esfuerzo de búsqueda y preparación previa de materiales, el docente también debería estar presente junto a sus alumnos en las redes sociales y otras plataformas educativas para poder llamarse a sí mismo “profesor 2.0”

Fotoauxiliar105

Asumiendo que gran parte de nuestros alumnos se encuentran en las redes y que muchos están realmente enganchados a los móviles por su causa, hay que atreverse a integrarse en ellas, acompañándoles y proponiendo actividades más participativas. También es cierto que a veces un comentario positivo en Twitter o un correo animándole pueden estimular el aprendizaje y la autoestima del alumno, pero eso daría para otro artículo.

Fotoauxiliar106

 

Durante estos años he organizado concursos matemáticos a través de internet que hoy en día movilizan a un setenta por ciento de mi alumnado. La actividad consiste en enviar por correo un reto o un juego matemático para premiar en la media final a los primeros que lo logren. Esta iniciativa les gustó tanto que este curso me he visto obligado a realizarla mensualmente para aprovechar esa buena disposición. También organizo concursos de matemáticas especiales en Navidad, Halloween y San Valentín.

Fotoauxiliar107

 

Desde hace un año he incorporado mis concursos a la red Twitter colgando en mi perfil @antoniojroldan_ las convocatorias previas, provocando así más expectación, y anunciando la solución del juego con la lista de ganadores. También por Twitter llevo a cabo dos concursos de fotografía matemática en 2º de ESO (http://www.antoniojroldan.es/Bases.pdf), uno en otoño, dedicado a las fracciones, y otro en primavera creando bodegones geométricos. Para los alumnos es muy estimulante ver su fotografía matemática en Twitter, a la vista de todo su entorno social, con la posibilidad de mandar el enlace a sus contactos y, de paso, subir su nota. Tampoco debemos olvidar que la mejor manera de captar la atención y fomentar el respeto de tus alumnos es introducir la afectividad en tus clases, por lo que ellos deben notar que su profesor les aprecia y que para él son una “buena noticia”, aunque a veces nos cueste mucho esfuerzo demostrarlo. En ese aspecto seguimos yendo por delante de internet. Por eso no basta con poner la foto en el hashtag correspondiente con el nombre del autor, también hay que proclamar al resto de seguidores las virtudes de esa foto, aunque sólo dispongamos de unos pocos caracteres.

Fotoauxiliar108

El uso de Twitter como herramienta educativa también le enseña al adolescente que las redes sociales no son sólo un herramienta de ocio, sino que también pueden convertirse en una vía de aprendizaje, dándole a su perfil un barnizado de seriedad que le ayude también a cuidar su identidad digital, ese rastro que dejan por la red y que en el futuro quizás deseen eliminar.

Fotoauxiliar109

Actualmente los profesores todavía pertenecemos al cada vez más reducido grupo de adultos que son referencia para un adolescente, hecho que dignifica nuestra labor, pero que nos obliga a predicar con nuestro ejemplo personal. Si queremos continuar en esa selecta, y privilegiada minoría, tenemos que acompañar a nuestros alumnos en su deriva por las redes sociales.

 


Leave a Reply

Calcula *